Juan Méndez Medina

 

Nació en Zacán, municipio de Los Reyes en 1887 y murió el 29 de junio de 1934.

Quienes lo conocieron dicen que Juan era de carácter alegre y de una gran simpatía; inteligente, sensible y sumanente bondadoso. Juan se fue a estudiar música a Paracho, bajo la tutela de el ronombrado director de bandas don Aristeo Martínez. Regresó a Zacan a la muerte de su padre.

Ya para entoces había realizado sorprendentes progresos musicales y culturales, gracias a su determininación y entrega. El estudio y la música fueron factores importantes para que pudiera comprender mejor la sociedad y la época en la que le había tocado vivir. Como tenía una gran capacidad administrativa y de comunicación, y era además resposable y de carácter rusueño, tomó las ruendas de la casa familiar, con el acuerdo y pleno convencimiento de sus hermanos mayores; así logró

sacar adelante no solamente los negocios, sino encrementar el patrimonio familiar.

Cuando se inició la Revolución Mexicana en 1910, y las ideas empezaron a circular libremente como el viento. Juan tenía escasos trece años. Fue una lástima que este gran ideal de justicia ydemocracia para el campo lo torcieran algunos, en aras de intereses y aventuras personales. Este jue el caso del temible bandolero José Inés Garcia Chávez, mejor conocido como “ Inés Chávez Garcia” , quien bajo el amparo de la Revolución atacó por primera vez a Zacán el 7 de junio de 1914.

Juan Mendez fungió como Presidente del Comité Administrativo, en tanto que Jerónimo Méndez fue Secretario e Higinio Servín, Jefe Municipal.

La perseverancia y tesón de los campesinos zacanenses rindieron frutos, por lo cual las autoridades agrarias, al frente de ellas el Ing. Enrique G. Nájera, jefe del Departamento Técnico, dotaron al ejido de Zacán, según resolución presidencial de 19 de enero de 1928, con 780 hectáreas, beneficiando a 174 ejidatarios. Con esta acción Juan adquirió honor, respeto y reconocimiento de las familias que lograron un pedazo de tierra.

Como compositor y músico, Juan Méndez formó parte de aquella pléyade de grandes músicos y directores de bandas de aliento, como Estanislao Huanosto, Santos Campos, Benjamin Ortiz y Damián Huanosto, virtuosos y dueños de un absoluto dominio del arte musical.

En Zacán se dieron las máximas expresiones musicales de la Meseta Purépecha, con composiciones como la “Flor de Canela”, de Domingo Ramos y “La Josefinita”, música de Juan Méndez y letra de Uriel Bravo, que hoy nos llenan de orgullo y satisfacción por considerarse símbolos e himnos de nuestra tierra purépecha.

La “Josefinita” inicialmente fue un son al que Juan Méndez bautizó con el nombre “Sufro”, tal vez inspirado en alguna de sus musas: Margarita Jasso , de Arato; Carmen Pardo, de Tingüindín, o Aurora la de Santiago Zirosto. A este son posteriormente Uriel Bravo, inspirado en la bella dencella Josefina m

Medina, le puso letra – con el consentimiento de Juan – conviertíendose en la pirekua que hoy ha inmortalizado al pueblo de Zacán. Otra composición relevante de Juan fue “Lágrimas”, donde volcó toda su melancolía, su pasión y su gran sensibilidad musical.

Como músico, Juan Méndez fue un ejecutor virtuoso de al trompeta, luciéndose cuando interpretaba la obra española “Aires Andaluces”, tambien llegó a ejuecutar con destreza el violín y la mandolina, y acompañaba al coro de las iglesias de Zacan y otros pueblos aledaños.

Cuando don Santos Campos – fecundo compositor y notable director- empezó a recomponer su banda, luego de los estragos de la Revolución, Juan Méndez fue unos de los que acudió a su llamado y formó parte de su afamada banda.

Juan Méndez murió a la edad de 37 años , teniendo todavia un amplio horizonte y una vida fecunda por delante. Nunca ambicionó riquezas, honores o cargos. Fue simplemente un buen liberal y un amante del progreso.

Es útil recordar una frase que sintetiza el principal rasgo de su personalidad: su generosidad y sencillez. Decia Juan: “quien conoce la bondad- la mayor cualidad del ser humano- conoce también el amor y la amistad”.

Esta es en suma la trayectoria de un zacanense excepcional; de un hombre que luchó contra el abuso y la injusticia, y que buscó afanosamente que los campesinos pobres tuvieran tierra y se eliminará la desigualdad que los agraviaba. Por eso , los ejidatarios aquí presentes lo recuerdan con admiración, gratitud y respeto.

A mas de 70 años de su muerte, su legado musical ha quedado -al igual que el de tantos compositores y musicos zacanenses- como un ejemplo para las nuevas generaciones que cultivan el arte musical en la Meseta Purepécha y en el Estado de Michoacán.

En el 29 de Junio de 2004 , honoraron a la memoria de Juan Méndez Medina con un busto y homenaje, en el pueblo de Zacan. El hombre sencillo y de conducta intachale; el hombre respetable y querido y el hombre cuyos ideales, obra y pensamiento perdurarán por siempre en las conciencias de todos sus parientes y amigos; de los músicos, de los agraristas y del pueblo de Zacán.

 

Escrito por : Medardo Méndez Alfaro y J. Santos Comps Méndez

( en el diá de el recononcimiento)

CONTENIDO

TÍTULO: "La Josefinita", Musa Purépecha.

Foto 1. - UNA MUJER, Josefina Medina, despertó a los 17 años una extraña y ardiente pasión a don Uriel Bravo, al perpetuarla en el son "La Josefinita" que ha dado la vuelta al mundo. Este documento fotográfico de la "musa purépecha", residente en Los Ángeles, California fue proporcionado por el compositor.

Foto 2.- "EN RECONOCIMIENTO a su labor de investigación a las raríces culturales purépechas, dedico ésta a "La Voz de Michoacán". Don Uriel Bravo, autor de la internacionalizada canción "La Josefinita", testimonió así nuestra labor en el campo de la música purépecha.

Foto 3.- LOS AUTORES de la música purépecha- fot de Domingo Ramos, compositor de la polular "Flor de Canela"- siguen perdidos en el anonimato, en tanto que sus obras dan la vuelta al mundo. A cambio de la belleza de sus composiciones reciben migajas y mueren en la miseria.

Entrevista

La Voz de Michoacan:

CONTENIDO:

Título.- Uriel Bravo, Ignorado Comositor Michoacano. Por Salvador Fuentes Salinas

LOS REYES, MICH.(Exclusivo) - obeso y corpulento, con su pelo gris revuelto y de frente amplia y despejada, Uriel Bravo Hernandez (59 años, casado), mantiene una mirada inexpresiva debido a lo inflamado de sus párpados. El reportero logró hacerle escapar tímidas e inseguras sonrisas cuando pidió hablar de "La Josefinita", la legendaria y misteriosa mujer de Paricutín, que le inspiró la canción purépecha más popularizada en el mundo. La musa purembe "nos traía una cauda de emamorados, pero por circunstancias ajenas a su loluntad, se casó con un joven bisoño, originario también de Paricutín con quien hizo vida marital unos cuantos meses. "Al fracasar en su unión, Josefina Medina regresó al hogar paterno a la edad de 17 años. Fue entoces cuando nos conocimos. Tras haber estado desamparada y haber sufrido muchas penas- ella sería olvidada por su padre-, logramos crear la mejor época de nuestras vidas, que aunque habiendo procreado tres hijos de los que sólo viven Neftalí y Emma, ingeniero geólogo el primero y ama de casa ella". En su charla, significada siempre con la mirada clavada en el piso...........

lajosefinita.com     copyright 2002